Gestion-competencias-planificacion-futuro

Diseña hoy tu plan de entrenamiento para el futuro del trabajo

Compartir

El impacto de la pandemia en el trabajo y la economía ha sido devastador. Según un reporte de la Organización Internacional del Trabajo, en 2020 se han perdido aproximadamente 255 millones de puestos de trabajo de tiempo completo en el mundo, afectando desproporcionadamente a mujeres y a jóvenes.

Cambió nuestra vida cotidiana, perdimos horizonte de previsibilidad y debimos replantear planes y proyectos. En este contexto muchos nos encontramos frente a la necesidad de reinventarnos laboralmente. Este artículo intenta aportar algunas ideas a tener en cuenta a la hora de encarar este proceso.

Capitalizar la experiencia del confinamiento

Propongo que comparemos por un momento quiénes éramos hace un año con la persona que somos hoy. Impresionante, ¿no?

Un gran cambio de rutina demanda una gran cantidad de energía, porque debemos hacer conscientemente tareas que de otra forma ejecutaríamos “automáticamente”. Los rituales que, daban marco y generaban anticipación respecto a cada actividad de nuestra vida diaria, ya casi no tienen lugar.

La preparación ayuda a que adoptemos la mentalidad que acompaña a una determinada práctica. En cambio ahora, a la velocidad de unos cuantos clics; pasamos de una reunión de trabajo, a una de padres, a una clase de gimnasia, a un encuentro con amigos.

Convivir con la incertidumbre y transitar la incomodidad de modificar hábitos es necesario cuando probamos actividades nuevas. Este año nos puede haber ayudado a normalizar estas sensaciones. Retos inéditos requieren de respuestas diferentes y nos impulsan a ser más creativos. En consecuencia, mejoramos nuestra capacidad de adaptarnos para lograr objetivos deseados.

¿Qué actitud ayuda a desarrollar nuevas competencias?

La respuesta es sencilla: la misma actitud que demanda adaptarnos a este nuevo contexto. Podríamos resumirlo en apertura, flexibilidad y creatividad. Estás mejor preparado para iniciar un proceso de reinvención de lo que piensas, las Neurociencias nos indican algunos de los motivos.

Utilizaremos un ejemplo de otro contexto para facilitar la comprensión del tema. Cuando una persona se rompe los ligamentos de la rodilla, la conexión entre esos tejidos y el sistema nervioso central sufre una fuerte alteración. Una vez hecha la cirugía de reconstrucción, es necesario, para recuperar la movilidad, un proceso de fisioterapia. En la terapia kinésica se reeduca esa conexión – ligamentos – cerebro trabajando desde los dos extremos.

El proceso de reaprendizaje del movimiento sucede desde el cerebro a los músculos (y otras estructuras) y desde los músculos al cerebro.

Podemos también reeducar la forma como percibimos la realidad y nos aproximamos a ella. Nuestra biología es maleable. Mediante ejercicios bien dirigidos podemos reconfigurar los procesos neurobiológicos que están en la base del modo en que conocemos, interpretamos y actuamos.

Aprendiendo a aprender

Las redes neuronales de nuestro cerebro se reestructuran cuando aprendemos. Podemos hacer una comparación con la Word Wide Web. Los sitios serían las neuronas y los enlaces las sinapsis. Así como se pueden crear nuevas páginas , nuestro cuerpo es capaz de producir neuronas y conexiones.

A esta facultad se la llama Neuroplasticidad

Los seres humanos, no solamente concebimos explicaciones sobre el mundo exterior, sino también sobre nuestras propias representaciones mentales. Esta capacidad de razonar sobre nuestras ideas y conceptos es lo que se define como metacognición. Su empleo requiere la activación de los circuitos neuronales del córtex prefrontal.

Gracias a la conciencia, es posible aplicar nuestra intención para modificar creencias y emociones. A través de la reflexión podemos discernir cuales de ellas resultan limitantes, y a partir de esas conclusiones, reemplazarlas por otras más positivas.

Siguiendo el ejemplo de la kinesiología, nuestros pensamientos conscientes serían el gimnasio, y la puesta en práctica de las nuevas ideas el ejercicio físico y la electroestimulación.

Desarrollar la capacidad de ser testigo de nuestra actividad mental, es la llave para ser personas más flexibles. Este es el primer paso para poder ver una situación desde otra perspectiva, es decir, para la reestructuración cognitiva.

Eligiendo el rumbo

Cualquiera que se haya encontrado en la situación de deber realizar un cambio de itinerario profesional, puede entender lo abrumador que resulta. Más aún si la situación se ha dado de imprevisto y no tenemos en claro a qué nos queremos dedicar a continuación. Por ello queremos facilitar algunas herramientas, y poner a disposición información de tendencias del mundo laboral, para apoyarte en esta transición.

¿Has escuchado hablar de la economía de la pasión (passion economy)?

Se trata de ganarte la vida haciendo lo que te gusta y además se te da bien. Los expertos consideran que es una alternativa a la gig economy o economía de los bolos, y que muchas personas pueden encontrar la forma de expresar su individualidad y ganar dinero haciéndolo. La propuesta consiste en explotar las posibilidades de internet para encontrar un público afín a tus intereses e inquietudes y monetizar esa relación. Para hacerlo debes ofrecer productos muy diferenciados, que aporten un valor difícil de replicar. Se trata del polo opuesto a la producción en escala que ofrece un commodity a un público masivo.  

Internet permite que puedas llegar con tus productos y servicios a un público disperso, ello facilita la explotación de nichos de mercado.

Reskilling para el futuro del trabajo

A la hora de escoger un nuevo derrotero profesional es importante permitirnos explorar las diferentes opciones, para luego concentrar nuestros recursos y energías en las que nos puedan aportar mayor satisfacción. Se trata de discernir entre nuestros intereses aquellos para los que tenemos talento (aun cuando esté pendiente desarrollarlo) de los demás. Para ello puede ser útil contrastar nuestros juicios con opiniones de personas que respetemos y nos conozcan bien. 

Otra herramienta a tener en cuenta son las evaluaciones de competencias

Se pueden utilizar para revisar aptitudes hard y soft. Cuando están bien desarrollados y aplicados nos pueden brindar datos certeros para informar nuestras decisiones. Intentar cualquier cambio implica ciclos de entusiasmo y frustración, de diseño y rediseño de planes de acción. Contar con un panorama claro de nuestras fortalezas y oportunidades de mejora resulta ser un punto de apoyo importante en un contexto de incertidumbre. Las evaluaciones ofrecen una oportunidad de autoconocimiento e invitan a vivir este proceso de una forma más consciente. Por otro lado, a la hora del intercambio con los demás contar con certificaciones genera mayor confianza y, en consecuencia, más y mejores oportunidades.

Las Neurociencias aportan evidencia de que se aprende con mayor facilidad aquello que se disfruta, como consecuencia, probablemente seamos más competitivos desarrollando actividades que nos agraden. 

<h3><strong>Conclusiones</strong></h3>

Existe un potencial de mejora individual y colectiva en el contexto actual, y las organizaciones pueden impulsarlo. Muchas empresas se encuentran con que su negocio cambió y pueden desconocer el verdadero potencial de su dotación para afrontar los nuevos desafíos. Evaluar competencias, capacitar adecuadamente, acompañar oportunamente y hacer un mapa de talentos puede ser la diferencia entre adaptarse o perecer. Es fundamental conocer, de una forma objetiva, con qué recursos se cuenta para entender la estrategia a implementar. El desafío para las áreas de talento consiste en ver a los empleados por fuera de las descripciones de puesto, centrándose en la persona. Descubrir sus motivaciones y potencial, es decir, poner el foco en lo humano. 

El contexto actual nos interpela a comprometernos con nuestro camino en el sentido más literal. Buscar en nosotros mismos nuestros dones para ofrecerlos y, en este intercambio, ganarnos la vida. 

Referencias:

  • Goleman Daniel, Davidson Richard J., Altered Traits: Science Reveals How Meditation Changes Your Mind, Brain, and Body. Ed. Avery, 2017.
  • Mora Francisco, Neuroeducación. Solo se puede aprender aquello que se ama. Ed. Alianza, 2017
  • Goleman Daniel, Social Intelligence. Ed. Bantam, 2007.
  • Goleman Daniel, Emotional Intelligence. Ed. Bantam, 2005.

Compartir

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Shopping Cart